Protege tu red inalámbrica y asegura tu información confidencial

ingenieriaciberseguridad.cl

Cada vez son más las personas y empresas que optan por el uso de redes inalámbricas para conectarse a Internet. Sin embargo, esto también significa que la seguridad de la información que se envía y recibe a través de estas redes se vuelve cada vez más importante. En este artículo, se analizarán algunos de los riesgos asociados con el uso de redes inalámbricas y se brindarán algunas recomendaciones para proteger estos sistemas.

Los riesgos asociados con el uso de redes inalámbricas

Las redes inalámbricas son susceptibles a diferentes riesgos de seguridad. A continuación, se discutirán algunos de los más comunes:

Acceso no autorizado

El acceso no autorizado es uno de los mayores riesgos asociados con el uso de redes inalámbricas. Esto puede ser debido a configuraciones inadecuadas o sistemas no vulnerables. Los atacantes pueden acceder a las redes inalámbricas para robar datos o instalar malware en las redes.

Interferencia electromagnética

Otros dispositivos inalámbricos cercanos pueden interferir en la recepción o transmisión de datos en una red inalámbrica. Esto puede causar un deterioro gradual en la calidad de la señal, provocando una interrupción o denegación de servicio, o simplemente un acceso más lento a Internet.

Movilidad de los dispositivos inalámbricos

Los dispositivos inalámbricos pueden ser fácilmente movidos y utilizados en diferentes lugares. Si no se toman precauciones adecuadas, los usuarios pueden conectarse a redes abiertas pero no seguras, lo que aumenta el riesgo de acceso no autorizado.

Configuraciones inadecuadas

Una configuración inadecuada puede permitir que usuarios no autorizados se conecten a la red o que un atacante obtenga acceso no autorizado a la red. Esto puede ser causado por contraseñas débiles, permisos insuficientes para los usuarios, configuraciones de seguridad inadecuadas, entre otros.

Falta de actualizaciones y parches

Es importante mantener actualizadas las redes inalámbricas y los dispositivos que se conecten a ella. La falta de actualizaciones y parches puede permitir que los atacantes exploten vulnerabilidades en la red para acceder a ella o robar información.

Cómo proteger tu red inalámbrica

Existen varias medidas que pueden tomar los usuarios para proteger sus redes inalámbricas:

Configuraciones de seguridad adecuadas

Se deben configurar las redes inalámbricas con medidas de seguridad adecuadas. Estas pueden incluir contraseñas fuertes, cifrado de datos, cortafuegos y la desactivación del SSID broadcast, entre otros.

Actualizaciones regulares

Es importante mantener actualizados todos los dispositivos conectados a la red inalámbrica, incluyendo puntos de acceso, routers y dispositivos móviles. Esto incluye la instalación de parches de seguridad para corregir vulnerabilidades conocidas.

Utiliza una VPN

Una VPN es una red privada virtual que proporciona una conexión segura y privada a Internet. Usar una VPN puede proteger la información que se envía y recibe mientras se utiliza una red pública, como la Wi-Fi en un café o aeropuerto.

Desconectar la red inalámbrica cuando no esté en uso

Una forma de reducir el riesgo de acceso no autorizado a la red inalámbrica es desconectarla cuando no esté en uso. Además, si se utiliza una red inalámbrica poco segura, se recomienda no transmitir información confidencial en esta.

Monitorea tu red

Es importante monitorear regularmente la red inalámbrica en busca de actividad sospechosa, como intentos de acceso no autorizado o dispositivos desconocidos que se conectan a la red.

Puntos importantes a considerar

Además de las medidas de seguridad mencionadas anteriormente, también es importante considerar lo siguiente:

-Utilice la autenticación de dos factores siempre que sea posible, esto ayudará a proteger aún más la seguridad de la red.
-Establezca diferentes niveles de acceso a la red para proteger información confidencial. Por ejemplo, la información financiera puede accederse sólo por aquellos que necesiten accederla.
-Asegúrese de que los empleados estén formados en la protección de los datos y la seguridad de la red. La protección de la red es una responsabilidad compartida y no solo depende de la tecnología.
-Es importante recordar que ningún sistema es absoluto. Se deben establecer medidas de mitigación y tener una estrategia de contingencia en caso de un ataque o intrusión no autorizada.

Resumen

Las redes inalámbricas son una herramienta útil y cada vez más utilizada, pero también son susceptibles a diferentes riesgos de seguridad. Es importante tomar medidas de seguridad adecuadas para protegerse contra accesorios no autorizados, configuraciones inadecuadas, interferencia electromagnética y falta de actualización o parches. Además, existen medidas como la autenticación de dos factores, establecer diferentes niveles de acceso a la red y capacitar a los empleados para mejorar la seguridad de la red. Al proteger adecuadamente la red inalámbrica, se puede proteger la información confidencial y reducir el riesgo de un ataque no autorizado.

Patricia Morales

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

2 + veinte =

Este sitio está protegido por reCAPTCHA y se aplican la política de privacidad y los términos de servicio de Google.

Artículos Relacionados

¡TAMBIEN TE PUEDEN INTERESAR!